La viola

La viola es el segundo instrumento más agudo de la familia de cuerda después del violín.

Su tamaño es un poco superior al violín, por lo que su tesitura es más grave.

Partes de la viola

Al igual que los restantes instrumentos de la familia de cuerda, la viola consta de un cuerpo principal, un mango y un clavijero rematado una forma espiral llamada voluta.

Además, para hacer vibrar las cuerdas se utiliza el arco.

El arco

Un arco es una vara de madera (más modernamente también fabricados en fibra de carbono) y crines de caballo. Mide alrededor de 75 cm, siendo ligeramente mayor que el arco del violín.

El arco se manipula con la mano derecha hacia arriba y hacia abajo, haciendo que frote las cuerdas para hacerlas vibrar. Al resonar en la caja esta vibración, se amplifica el sonido.

Los violistas emplean resina para mejorar la adherencia de las cerdas del arco a las cuerdas cuando tocan.

El cuerpo de la viola

Como en el caso del violín, el cuerpo de madera posee escotaduras a los lados, que curvan la caja armónica con su característica forma en “C”.

En su interior se encuentra una pieza de madera que une la tapa y el fondo, reforzando la estructura y transmitiendo las vibraciones, y que recibe el nombre de alma.

Además, la caja de resonancia posee dos oídos o efes, llamados así por su forma (“f”).

La tapa tiene una forma ligeramente abombada.

El mango o diapasón

El mástil de la viola, también llamado mango, sustenta el diapasón, que es una fina plancha de madera de color negro sobre la que se ponen las notas en la mano izquierda.

A lo largo de la caja armónica y del diapasón se disponen cuatro cuerdas metálicas. El mango remata en el clavijero, donde cada cuerda se anuda en una clavija. Hay, pues, cuatro clavijas, que sirven para tensar las cuerdas y por lo tanto afinarlas. Se remata esta pieza con una voluta ornamental.

Hacia la mitad de la caja armónica, las cuerdas se apoyan sobre el puente, una pieza de madera que las eleva. Las cuerdas se tensan entre el clavijero y el cordal, que contiene los tornillos tensores para afinar con mayor precisión las cuerdas.

Afinación de la viola

La viola tiene cuatro cuerdas. De grave a agudo, de más gruesa a más fina, estas son las notas en las que se afinan las cuerdas de la viola:

  • La
  • Re
  • Sol
  • Do

Frente al violín, que sigue una afinación por quintas, las cuerdas de la viola mantienen un intervalo de cuarta entre la nota de cada cuerda y la siguiente.

La viola para principiantes

Al igual que el violín, la viola se toca con la mano izquierda en el mástil y haciendo sonar las cuerdas mediante la fricción del arco, sostenido con la diestra. La viola se apoya en el hombro. Para asegurar la posición del instrumento entre hombro y cuello, se puede utilizar una mentonera o barbada, que es una pieza que se añade al final de la caja armónica y funciona como almohadilla.

Aunque en la elección de la viola influyen distintos factores (gusto por distintas calidades de sonido, morfología y estatura del intérprete, etc.), el tamaño es un punto clave. Cuando un niño quiere empezar a tocar la viola ha de comenzar por tamaños más pequeños que la viola normal.

Al contrario de lo que sucede en otros instrumentos, las tallas de viola se expresan en pulgadas.

Para determinar la talla de viola que necesita un niño debe estirar el brazo paralelo al suelo con los pies abiertos al ancho de las caderas. A continuación se mide la distancia en línea recta desde el nacimiento del cuello y el centro de la palma de la mano. Según esta distancia elegiremos el tamaño de viola:

  • 12” → distancia de 53-55 cm
  • 13” → distancia de 55-59 cm
  • 14” → distancia de 59-63 cm
  • 15” → distancia de 63-65 cm
  • 15 ½ ” → distancia de 65-67 cm
  • 16” → distancia mayor a 67 cm

Algunas personas, sobre todo si el niño es pequeño y presenta entre mano estirada y hombro una distancia menor a las incluidas en la relación anterior, emplean un violín con cuerdas de viola.

Cuando se conoce viola que mejor se adapta a uno mismo, podemos probar su agradable sonido y modificarlo con el arco para hacerlo más suave o rudo. Además, gracias a la técnica se pueden conseguir efectos como el dulce vibrato o sonoridades diferentes, como la que se consigue al hacer pizzicato pellizcando las cuerdas con los dedos de la mano derecha.

Violistas famosos

Los intérpretes de viola se llaman violistas, aunque también se les puede denominar por el propio nombre del instrumento, violas.

Este instrumento históricamente ha ejercido funciones de acompañamiento, dejando el protagonismo al violín. Sin embargo, modernamente muchos compositores han centrado su atención en el lirismo de este instrumento.

Por esta razón, actualmente existen violistas famosos de la talla del integrante del Cuarteto Arditti Garth Knox o el ruso Yuri Bashmet, que, al igual que la violista clásica Kim Kashkashian, ha sido galardonado con un Grammy.