Instrumentos musicales electrónicos

Los instrumentos electrónicos o electrófonos son aquellos que producen sonido gracias a la energía eléctrica

A finales del siglo XIX y comienzos del XX, se comenzaron a inventar los primeros instrumentos que generaban sonido y ruido a través de la vibración de un circuito electromecánico. Durante la primera mitad del siglo pasado se desarrollaron distintos tipos de música que empleaban estos instrumentos electrónicos, gracias a figuras como el también pintor futurista Luigi Russolo.

En 1928, la invención del instrumento Ondas Martenot, denominado así por su inventor Maurie Martenot, supuso un punto de inflexión en el interés de músicos e inventores por desarrollar el potencial de los instrumentos electrónicos. Durante la década de 1970 y 1980, los sintetizadores analógicos dieron paso a los digitales.

Los instrumentos electrónicos, todavía hoy en desarrollo, interesaron desde sus inicios a numerosos compositores de música académica, como Stockhausen o John Cage, pero también a numerosos grupos que popularizaron los estilos de música más modernos: The Residents, Vangelis o Jean Michel Jarre.

Con la invención del MIDI, el sampler y otros artefactos, la música electrónica ha llegado no solamente a los medios de comunicación de masas sino a todos los dispositivos de los usuarios, consiguiendo popularizar la música realizada con instrumentos electrónicos.

Instrumentos de generación eléctrica

Los instrumentos de generación eléctrica, como su nombre indica, sustituyen el generador acústico de sonido tradicional (cuerda en los instrumentos de cuerda, tubo con aire en los instrumentos de viento) por la oscilación armónica de un aparato electrónico. Esto significa que el sonido se produce y proyecta enteramente gracias a la electricidad.

A su vez, estos instrumentos electromecánicos pueden ser:

  • Radio-eléctricos: el sonido se produce totalmente a partir de oscilaciones eléctricas. Por ejemplo, el sintetizador o el instrumento llamado Ondas Martenot.
  • Mecánico-eléctricos: combinan elementos mecánicos y eléctricos para generar el sonido. Es el caso del theremín o del Melotrón.

Instrumentos eléctricamente amplificados

Se trata de instrumentos tradicionales que son amplificados eléctricamente. Por lo tanto, se trata de instrumentos que no suelen tener una caja de resonancia natural, sino que precisan electricidad para que se amplifique el sonido que producen.

Incluimos en esta categoría instrumentos como la guitarra eléctrica o el bajo eléctrico, muy empleados en géneros como el rock, pero también otros tan útiles como el teclado eléctrico o el violín eléctrico, que tiene un papel cada vez mayor en las formaciones de música folk.