Batería – Instrumento Musical

La batería es uno de los más populares instrumentos de la familia de percusión.

Nacida a finales del siglo XIX de la unión de diversos instrumentos de culturas distintas (tambores africanos, timbales chinos, platillos turcos, bombo europeo…), constituye en la actualidad un instrumento fundamental para muchas agrupaciones musicales modernas.

Debe su popularidad a los géneros musicales en los que se emplea, como el pop, el blues, el rock, el heavy o el jazz.

Comprar baterías baratas (sets de baterías)

En InstrumentosMusicaless queremos poner a tu disposición baterías baratas que puedes comprar hoy y recibir mañana.

Partes de la batería

La batería es un instrumento complejo, compuesto por un conjunto de tambores llamados cascos. Se trata de tambores de madera cubiertos con parches de diferentes características (tamaño, afinación, material…) para provocar sonoridades diversas.

También incluye varios tipos de platillos y, según las necesidades, otros elementos menores y accesorios, tales como pandereta, campanillas, cajas de madera, cencerros…

La colocación de sus elementos no es fija, y aunque existen ciertas convenciones es un tema que depende de las preferencias del intérprete y de las necesidades de la obra.

Estos elementos se percuten mediante baquetas, aunque algunos de los instrumentos que integran la batería se manejan mediante pedales.

Bombo

Se trata del tambor de afinación más grave. Se percute mediante un pedal que se aprieta con el pie y acciona una maza que percute el parche.

El bombo más común tiene unas dimensiones de 22” de diámetro, y se sitúa en la parte inferior de la batería. Suele funcionar como soporte del pulso durante la interpretación, cimentando toda la estructura rítmica.

También se le conoce por su nombre en inglés, bass drum.

Caja

También llamada redoblante o conocida como snare drum, la caja se corresponde con el tambor de sonido más agudo.

Se caracteriza por tener en la parte de debajo de la caja una tira metálica llamada bordonera, que amplifica el sonido y sobre todo le da un timbre característico, que además se puede modificar en función de la proximidad con el parche.

Suelen tener un diámetro de 14”.

Toms

Los toms o tom-toms son una serie de timbales con un rango de sonido variado. Lo agudo o grave de su sonido depende del diámetro y profundidad, ya que encontramos tom-toms desde 6” a 15” de diámetro.

También se golpean con las baquetas, por lo que es imprescindible contar con parches de buena calidad y correctamente afinados.

Platillos

Existen varios tipos de platos o platillos, que son los que emiten sonidos metálicos en la batería contrastando así con las frecuencias de los tambores:

  • Crash: se trata de un platillo mediano, de entre 14” y 20” de diámetro, cuya vibración resuena de forma muy sonora al ser golpeado por la baqueta; de ahí su nombre.
  • Ride: algo mayor que el crash, pues el tamaño de su diámetro oscila entre 17” y 24”. También posee un sonido que se prolonga más. En ocasiones en la batería se utiliza un platillo adicional, llamado crash ride, mayor que los dos citados anteriormente.
  • Splash: es un plato más pequeño, de entre 5” y 13”, cuya sonoridad ligera y timbre oscuro hace que se utilice en momentos donde la música es poco intensa.
  • Hi-hat o charleston: se trata de un sistema de dos platos sobre un soporte metálico, colocados en posición contrapuesta y que se accionan con baquetas. Con un diámetro de 14” o 15”, la apertura del hi-hat se regula mediante un pedal instalado en la parte inferior, que se acciona con el pie, y que otorga timbres distintos según se encuentren los platos pegados (hit-hat cerrado) o separados (hi-hat abierto). Es muy empleado para marcar el pulso o ritmos constantes.

Cómo tocar la batería

Hemos visto que la batería es una amalgama de distintos instrumentos de percusión, por lo que dominar la técnica no es sencillo.

Aunque comenzó siendo interpretado por varios instrumentistas, en 1910 se inventó un pedal para el bombo, lo que permitió que la batería pudiera tocarla un solo músico habilidoso. El intérprete se llama batería o baterista.

La batería se toca sedente, en un sillín o taburete a modo de trípode redondo, ya que se necesitan las dos manos y los pies. Es imprescindible contar con baquetas de distintos tipos. Aunque se suelen usar baquetas de madera, también existen de fibra o plástico. Es usual también que se empleen escobillas, que poseen cerdas metálicas o de plástico aunadas en un mango de goma; su sonido es más brillante y envolvente, por lo que se suelen usar en música de jazz o blues.

Para dominar la batería se requiere desarrollar el sentido rítmico; muchos comienzan aprendiendo a percutir con las manos motivos progresivamente más complejos: ritmos asincopados, a contratiempo, polirritmias… Más adelante conviene trabajar la simultaneidad de sonidos e instrumentos, hasta lograr la independencia de las extremidades.

Es muy habitual emplear un metrónomo para practicar, ya que ayuda a no perder el sentido del pulso y a encajar las subdivisiones de cada compás. No debemos olvidar que la batería, como instrumento de percusión, es muchas veces el verdadero motor estructural del ritmo de una canción.

Bateria

Baterías famosos

La historia de la música reciente nos ha legado intérpretes de batería de la talla de John Bonham, batería del grupo británico de rock Led Zeppelin, o Keith Moon, el baterista del también grupo de rock The Who.

En el género del heavy metal destacan genios de la talla de Lars Ulrich, el danés co-fundador de Metallica o el baterista de Iron Maiden, Nico McBrain.

En jazz destaca Joe Morello, que formó parte del Dave Brubeck Quartet, con el que interpretó el inolvidable solo de la pieza improvisada “Take Five”.

Batería – Instrumento Musical
5 (100%) 1 vote